30/12/14

Lo mejor de 2014


Hoy, antes de empezar a escribir esta entrada, he leído una frase con la que no puedo estar más de acuerdo y que tiene una relación directa con el tema que voy a tratar: "La gratitud lo cambia todo". Ya empecé el 2014 con un corazón agradecido, porque el año anterior me dio todo y más de lo que se le puede pedir a un año. En esa entrada hacía referencia al presentimiento que tenía de que este año estaría lleno de cosas bonitas, y no me equivoqué. 

Quiero empezar el 2015 con buen pie, agradeciendo cada pequeña circunstancia. Vuelvo a tener la sensación de que quedan muchas cosas buenas por llegar y las espero con los brazos abiertos. Por ello, y tomando como inspiración "Lo puto mejor del año" de Nada Importa, comienzo mi pequeña lista de cosas geniales que han formado parte de mi año.


Mejor película:


Relatos Salvajes. La fui a ver sin ninguna pretensión y me encontré con unos cuantos relatos que desequilibraron mi manera de entender el cine. Buena fotografía, buenos actores y el equilibrio perfecto entre la risa y el drama. Puede influir que mi amor por Darín no tiene límites, puede, pero aún así merece la pena.

Mejor libro:


Este año he leído muchísimo, cumpliendo así uno de los propósitos que me hice antes de comenzar el verano. De todos me quedo con El Gran Gatsby, que a pesar de leerlo después de haber visto la película, me ha parecido un pequeño tesoro.

Mejor documental:


Estudiando como estoy un Máster sobre documentales, me ha resultado tremendamente difícil elegir uno de tantos. Por eso, no he elegido el mejor de todos los que he visto este año, me he quedado con el más comentado y el que más he recomendado. El Desencanto es una locura hecha película sobre la familia de Leopoldo María Panero. Quizás porque el surrealismo y los trastornos de personalidad son temas que nos encantan en el grupo de amigos. Quizás por Felicidad. Merecía estar en mi lista.

Mejor serie:


The Newsroom. Lo sé, soy una valiente por elegir esta serie a pesar de los detractores. Me da igual. He disfrutado muchísimo con la tercera y última temporada. He llorado, y me he quedado con la miel en los labios, que es la mejor forma de acabar las cosas. Quijotesca y periodística, que más se puede pedir. Además de Mackenzie Mchale, que si fuera hombre me casaría con ella.

Mejor deporte:


Acabé el año corriendo y empecé haciendo yoga. Es mi deporte cuando necesito mi momento, cuando quiero desconectar o cuando prefiero pasar un rato conmigo misma. Lo practico menos de lo que me gustaría, a lo mejor este año me pongo más en serio con él para seguir aprendiendo y enriqueciéndome con lo que me ofrece.

Mejor sensación:


Recorrer las carreteras desiertas de Nevada en mi viaje por carretera en Estados Unidos ha sido una de las mejores sensaciones del año. Sentirme pequeña e insignificante con el mundo ante los ojos  y la compañía de quien me hace feliz. Fue una sensación maravillosa.

Mejor momento:


Descubrir que soy capaz de disfrutar del "aquí" y el "ahora". En una diminuta isla de Croacia, rodeada de una naturaleza apabullante y del sonido de los grillos mientras leía y observaba las montañas, aprendí a vivir en el presente.

Mejor reto:

Cuando ya daba por olvidada la universidad encontré, por casualidad, el Máster que siempre había querido hacer. No es fácil volver a las aulas pero es alucinante tener la oportunidad de aprender y encontrarse en el camino con personas especiales.

Mejor frase:


"Todo lo que necesitas es menos". No necesitamos nada para ser felices. La felicidad está dentro de nosotros, sólo tenemos que aprender a escucharla y alimentarla de la forma correcta.

Mejor ciudad:


He conocido muchas ciudades nuevas este año. Ciudades de cuento, cosmopolitas, interesantes. Me quedo con Madrid. Porque tenía tantas ganas de volver que la estoy exprimiendo al máximo y no me gustaría vivir en ningún otro lugar. Somos muchos los enamorados de Madrid y las visitas que tiene la entrada de "10 cosas que me gustan de Madrid" lo corroboran.

No hago propósitos para el nuevo año, los hago día a día, cumpliéndolos casi siempre. No pido nada, sólo quedarme como estoy, necesitar cada día menos para ser feliz y compartir esa felicidad con la gente que me quiere. Os deseo lo mejor. 2015 será nuestro año.

Ana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post nuevo Post antiguo Home